14 de marzo: Día Mundial del Riñón, ¿por qué se celebra el segundo jueves del mes?

Cada segundo jueves del mes de marzo se celebra el Día Mundial del Riñón, una fecha global instaurada con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia del cuidado de nuestros riñones, así como reducir el impacto de la enfermedad renal y los problemas de salud asociados.

La enfermedad renal crónica es un problema de salud pública que afecta al 10% de la población en el Perú. Esto quiere decir que alrededor de 3’200,000 peruanos han perdido en algún grado la función del riñón y muchos de ellos presentarán complicaciones en el futuro que derivarán en diálisis.

Según información de la Sociedad Peruana de Nefrología, en el Perú existen alrededor de 13,000 pacientes con la enfermedad en estado avanzado, motivo por el cual reciben diálisis.

No obstante, cada año se presentan 1,000 casos nuevos de pacientes en esta etapa que requieren un reemplazo de la función renal o en casos más graves un trasplante para poder sobrevivir. Lamentablemente muchos de ellos no lo logran debido a la larga lista de espera y la desinformación sobre la donación de órganos.

Los riñones son órganos fundamentales para mantenernos saludables, son los encargados de filtrar y desintoxicar el organismo.

Sin embargo, pese a su importancia, no le damos la atención y cuidados que merecen. Por ello, William Vicente Taboada, médico patólogo clínico del Laboratorio Unilabs, brinda siete recomendaciones para cuidarlos y prevenir futuras complicaciones.

1. Mantén una dieta balanceada. Evita las comidas procesadas, incluyendo los embutidos, ya que están sobresaturados de sal. En su reemplazo, opta por las zanahorias y frutas como el melocotón, manzana, melón y uvas, que aparte e ser saludables son diuréticas.

2. Bebe mucha agua. Porque hacerlo ayuda a eliminar sales y toxinas a través de la orina. Se recomienda tomar litro y medio como mínimo al día. En el caso específico de pacientes con cálculos renales, la cantidad debe elevarse a 2 a 3 litros diarios.

3. Ejercítate con regularidad. Mantente activo practicando algún deporte u otro ejercicio como caminar, montar bicicleta o correr ya que ayudan a controlar la presión arterial, principal factor de riesgo para sufrir de una enfermedad renal crónica.

4. Reduce el consumo de sal. Reducir el consumo de sodio a una cucharadita como máximo en cada comida nos ayuda a regular la presión arterial y a mantener los riñones saludables.

5. Dile adiós al tabaco. Fumar disminuye el flujo de sangre hacia los riñones, deteriorando su funcionamiento y elevando las posibilidades de contraer cáncer renal.

6. No te automediques. Tanto la aspirina como algunos antiinflamatorios pueden afectar a los riñones. Si los tomamos con mucha frecuencia disminuyen su velocidad para eliminar toxinas y azúcar.

7. Toma medidas preventivas. La prevención es la mejor medicina. Realizarte una prueba de función renal periódicamente es muy sencillo y te permitirá conocer el estado de tus riñones a través de un conjunto de pruebas bioquímicas a partir de muestras de sangre, de orina y de imagen.

Déjanos tu comentario

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here