Empleados de comercios y servicios generales, los más afectados por suspensiones de contratos

Cerca de 40 % de los trabajadores afectados por las suspensiones de contratos se desempeñan en los sectores comercio y servicios generales, de acuerdo a los números que maneja el Ministerio de Trabajo.

En una cantidad que se incrementa a medida que transcurren las horas, para la mañana de este martes ya las interrupciones de contratos afectaban a 704,000 personas, un dato que representa a un tercio de la población laboral formal del país, según confirmó el ministro de Trabajo, Winston Santos.

El funcionario detalló que los trabajadores del sector comercio representaban 25 % de las suspensiones, seguidos de los de servicios generales (publicistas, consultores, entre otros) con un 14 % del total.

Seguidamente estaban los trabajadores de hotelería, que representaban 11.87 % de las interrupciones de contratos laborales, los de zonas francas, un 11,25 % del total y los de empresas manufactureras, un 7 %.

Más de 370,000 cobraron hoy primer tramo de FASE

El ministro de Trabajo aclaró que hasta ayer su despacho había pasado al Ministerio de Hacienda los datos de 371,343 trabajadores de las solicitudes de empresas que completaron los registros y que cumplían con todos los requisitos para acceder al Fondo Solidario de Atención al Empleado (FASE), por lo que será ese número de trabajadores que cobró hoy el subsidio gubernamental especial. Con el pasar de los días, dijo el ministro Santos, la cantidad irá creciendo en la medida en que las empresas completen los datos y registros bancarios de sus empleados.

Hay dos modalidades de FASE, una es para trabajadores con contratos suspendidos, denominada FASE 1, y otra destinada a empresas que siguen operando, llamada FASE 2..

En FASE 1, el Gobierno transferirá a cada trabajador afectado un 70 % de sus salarios ordinarios, pero hasta un límite de 8,500 pesos mensuales. El pago no será menor a 5,000 pesos, de acuerdo a lo señalado en el decreto 143-20. El monto restante hasta alcanzar el 100 % del salario del trabajador debería hacerlo la empresa, pero no es obligatorio.

En cuanto a la modalidad FASE 2, los requisitos son ser mipymes o empresas manufactureras que no hayan cerrado ni interrumpido los contratos a sus trabajadores. La transferencia a cada uno será de 5,000 pesos mensuales, y el monto restante para alcanzar su salario debe ser cubierto por el empleador. En FASE 2 sí es obligatorio que la empresa complete el salario y que, además, cumpla con el pago de la seguridad social y otras retenciones, tal como ocurría hasta antes de la crisis.

El ministro de Hacienda, Donald Guerrero, quien lidera la Comisión Especial para atender los Asuntos Económicos y de Empleo, dijo el viernes pasado que el Gobierno cuenta con suficientes recursos para atender a unos 750,000 trabajadores con el programa FASE.

Déjanos tu comentario

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here