Elecciones presidenciales y congresuales 2020

Gonzalo: más oportunidad para todos

Gonzalo Castillo, el candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), diseñó un programa de gobierno adaptado a los desafíos que impone la pandemia covid-19: más asistencia social, mejoras en servicios de salud, restablecimiento de los sectores económicos y aumento del empleo, con énfasis en los jóvenes.
“Necesariamente hay que tener dos visiones en este momento. La primera y más inmediata: la reactivación económica. Recuperación del empleo y generación de trabajo a través de una política expansiva, que ponga al Estado y al sector privado a encender sus motores para dinamizar gradualmente los sectores”, afirma el candidato en su plan.
Bajo ese esquema promete establecer una alianza público privada para implementar el programa Mi Primer Paso, con la finalidad de ofrecer pasantías de hasta 18 meses a los jóvenes que requieren su primera experiencia laboral.
Asimismo propiciar el desarrollo de competencias que permitan a la población trabajadora insertarse en un modelo laborar cada vez más inclinado a la digitalización, y aumentar las ofertas de formación técnico profesional.

En términos del aumento de la productividad en las empresas, Castillo tiene previsto mejorar el sistema de transporte terrestre y marítimo, para que ese sector pueda operar de forma eficiente por la libre contratación de los suplidores del servicio de transporte.

En un renglón tan importante como la agropecuaria pretende impulsar su innovación y tecnificación, ofrecer créditos, reducir costos en la cadena de valor, formación y relevo de recursos humanos especializados, reducción y financiamiento de riesgos, programas de titulación, subsidios y exenciones para productos dirigidos a mercados nacionales e internacionales.
Potenciar oferta turística. Tomando en cuenta que el turismo es uno de los principales motores de la economía dominicana, Castillo diseñó una estrategia para que República Dominicana mantenga su alto posicionamiento en la región, de modo que siga siendo una fuente importante de generación de empleos.
Para tal fin pretende aumentar inversión en infraestructuras viales, y la implementación de la Estrategia Nacional de Circuitos y Multi-Destinos, que permitirá que el turismo de sol y playa se complemente con turismo cultural, de negocios y congresos, de salud, así como el ecoturismo de montaña.

Las mipymes
Un sector que no queda fuera del programa de gobierno de Gonzalo Castillo es el de las micro, pequeñas y medianas empresas, tomando en cuenta que representan el 99% del tejido empresarial, aportan el 38% del PIB y generan 2.5 millones de empleos.

Para fortalecer ese sector se implementarán estrategias para que las mipymes puedan incursionar en las ventas virtuales y en las exportaciones.

También se establecerán ventanillas únicas para agilizar los permisos que se requieren para la creación de nuevos negocios.
Servicios de salud

El plan de salud de Castillo se enfoca en una atención más universal para reducir las desigualdades de acceso a los servicios. Sus estrategias también están encaminadas hacia la reducción de los gastos en salud de las familias, y aumentar la satisfacción de los usuarios.
Otra aspecto relevante es la promoción de hábitos de vida saludables, atención integral y continua a los pacientes con enfermedades crónicas. Con esas medidas se reducirían los costos de la inversión en salud.

Leonel: siete pilares para ola cambios

El expresidente Leonel Fernández, quien aspira por cuarta vez a dirigir los destinos de la nación, preparó un plan de gobierno enfocado en siete pilares: fortalecimiento del Estado de derecho, estabilidad económica, innovación y productividad, bienestar de los ciudadanos, seguridad, infraestructura y protección del medio ambiente.

Para justificar la importancia del fortalecimiento del Estado de derecho, el candidato de la Fuerza del Pueblo pondera las iniciativas que para ese fin se tomaron en sus gestiones anteriores, sobre todo la reforma constitucional de 2010.

En ese contexto Fernández promete someter al Congreso Nacional los proyectos de ley que faltan, más de 100, para completar el andamiaje institucional de la referida Constitución.
Otros aspectos que promovería serían la implementación de mecanismos eficientes para la rendición de cuentas, control de la corrupción, y dotar de más recursos económicos y técnicos para la Dirección General de Ética.

Asimismo, reformas al Ministerio de Relaciones Exteriores, reforzar la seguridad fronteriza y humanizar las repatriaciones de indocumentados.

Infraestructuras. La construcción de obras viales es uno de los ejes del programa de gobierno de Fernández, para garantizar la interconexión interprovincial, provincial y municipal.

Entre estas, en el Gran Santo Domingo, la ampliación del corredor 27 de febrero, la construcción de túneles en las avenidas Winston Churchill, Abraham Lincoln y Tiradentes.
Y para Santiago tiene programado una red ferroviaria de carga y pasajeros, así como la construcción de la carretera Santiago-San Juan.

En las demás provincias del país las propuestas del expresidente incluyen viviendas, acueductos, plantas de tratamiento, carreteras y caminos vecinales.

Bienestar ciudadano. Los ejes de ese plan son impulsar una educación de calidad e inclusiva, ampliar la red de Estancias Infantiles y CAID en los sectores más vulnerables, transformar la educación superior y aumentar cobertura, asignación de más recursos, y la creación de 20 centros de innovación.

Medio ambiente. Fernández cree en el uso sostenible de los recursos naturales, por eso su plan incluye su protección. En ese orden plantea modernizar el modelo de administración de áreas protegidas, avanzar en la modernización de la matriz energética en áreas renovables, y la modernización manejo residuos sólidos.

Economía
El programa de gobierno de Leonel Fernández hace énfasis en un pacto fiscal que permita que el crecimiento del gasto vaya a la par con el incremento de los ingresos, mejorar las recaudaciones, e impulsar el empleo.

Crear regímenes simplificados de tributación dirigidos al sector inmobiliario, agropecuario, médico, entre otros.

Priorizar la inversión pública.
Garantizar el crecimiento económico a través del relanzamiento de los sectores agropecuario, industrial, de zonas francas y turismo.

Innovación y productividad
Impulsar la cultura como parte del desarrollo y así promover el crecimiento de la economía naranja. Además, la creación del Instituto Nacional del Emprendedor, y promoción a las empresas tecnológicas.

Seguridad ciudadana
Aplicación de políticas preventivas para reducir el crimen común y los feminicidios, rediseño del Ministerio de Interior y Policía, aplicación de estrategia de seguridad por área de cuadrantes, y la creación del Centro Nacional de Criminología.

Abinader: un país para su gente

Bajo la premisa de que el modelo social y económico vigente en la República dominicana es insostenible, el candidato presidencial Luis Abinader diseñó un programa de gobierno enfocado en fortalecer los derechos ciudadanos, en procurar un crecimiento económico más equitativo, y mejorar las condiciones de vida de la población más vulnerable.

El aspirante por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), que denomina a su plan el “Gobierno del Cambio”, expresa que mediante ese esquema se llevará la ética al poder, se diseñarán políticas públicas para la gente, se fortalecerá la democracia y se creará una sociedad más solidaria.

“Refundar al Estado para ponerlo al servicio de las personas. El Estado dominicano tiene que cambiar, sustituir el clientelismo por los derechos ciudadanos, y construir una visión innovadora de la democracia, centrada en el pluralismo, la diversidad y la participación”, se plantea en el programa de Abinader.

Fortalecer la economía. Para que el crecimiento económico sea más equitativo, Abinader se propone crear las condiciones para que se generen, en cuatro años, alrededor de 600,000 nuevos empleos formales.

Pero además, que en igual período las exportaciones alcancen los US$16 mil millones, lo que de manera transversal permitiría la creación de 400 a 500 mil empleos.
Para conseguirlo dará prioridad a “los sectores productivos que generen empleos, divisas y estén esparcidos en el territorio”.

Además ejecutará una estrategia para duplicar las empresas de zonas francas, y paralelamente se capacitará al servicio exterior para promover las inversiones extranjeras hacia el país, así como los productos y servicios dominicanos en el exterior.

Turismo y comercio online. En el contexto de la generación de empleos, el programa de Abinader tiene la vista fija en el sector turismo, para lograr que se adicionen 15,000 habitaciones hoteleras, lo que permitiría la creación de al menos 45,000 empleos. Asimismo se pretende buscar nuevos mercados emisores, y ampliar los existentes.

En el plan de gobierno también se incluye el fortalecimiento del comercio electrónico, una plataforma icónica del comercio en el siglo XXI.

La minería también representa un renglón importante para la creación de riquezas y de empleos. En ese sentido se otorgarán concesiones de exploración, a empresas calificadas, con el objetivo de generar tres proyectos de extracción para el 2030.

Política exterior
En el programa de gobierno de Luis Abinader se plantea una profunda transformación del Ministerio de Relaciones Exteriores, para que su desempeño sea más eficiente.

En cuanto a los vínculos con otras naciones, se fortalecerán las relaciones con Estados Unidos, Europa, China y Canadá, así como los países caribeños agrupados en el Caricom. La agenda común será cooperación e inversión.

Con relación al vecino Haití la propuesta contempla fortalecer las relaciones y propiciar cooperación en áreas vitales como medio ambiente, migración, lucha contra el crimen organizado y el tráfico de armas, y colaborar para la instalación de modernos servicios aduaneros en ambos lados de la frontera, para que se pueda reducir el comercio informal y el contrabando.

Delimitar territorio
En un gobierno de Luis Abinader una de las prioridades será la delimitación de los límites marítimos de República Dominicana con los cuatro países aún pendientes: Haití, Estados Unidos, Reino Unido y Holanda.

Déjanos tu comentario

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here